El Colegio de Ingenieros Industriales de Galicia ofrece su colaboración al Concello de Santiago

El delegado en Santiago de Compostela del Colegio de Ingenieros Industriales de Galicia (ICOIIG), Fernando Blanco, se ha reunido en la tarde del martes con el alcalde de Santiago, Martiño Noriega, para presentarle institucionalmente el Colegio y ponerse a su disposición para cualquier tipo de consulta y/o colaboración sobre instalaciones, estructuras y, en general, cualquier ámbito de la ingeniería industrial que les pueda afectar.

Fernando Blanco destacó la buena receptividad de Martiño Noriega a realizar un inventario de instalaciones energéticas del Ayuntamiento compostelano y le recordó la existencia de un convenio de colaboración entre el ICOIIG y la FEGAMP que abre la puerta a que ingenieros industriales desempleados puedan realizar prácticas no laborales en ayuntamientos como Santiago de Compostela. Unas prácticas que tendrían una duración de entre 3 y 6 meses y que “permitirían dotar al Concello de Santiago de especialistas como los ingenieros industriales que contribuirían al desarrollo del municipio, aportando sus amplios conocimientos para avanzar en la eficacia de la gestión de la Administración local”.

Este inventario sería el primer paso para conocer oportunidades de ahorro de energía, situación de inseguridad y, en general, incorporar información sobre alumbrado público, instalaciones de alta tensión, calderas, ascensores… que posteriormente podría redundar en mejoras para el Concello. Y es que la formación generalista del ingeniero industrial le permite cubrir áreas muy variadas: energía, mecánica, construcción, fabricación, electricidad, electrónica, transporte y logística, materiales, acústica, comunicaciones, homologación y propiedad industrial, medio ambiente, organización de la producción, certificación energética, gestión empresarial…

Visado voluntario

Por otra parte, Blanco informó a Noriega sobre la figura del visado voluntario, una garantía de que el autor del proyecto tiene reconocidas las competencias para hacerlo y que dispone de un seguro de responsabilidad civil en vigor. “El visado voluntario es una garantía de seguridad para la ciudadanía, ya que garantiza que la persona que ha diseñado un proyecto posee los conocimientos necesarios para hacerlo y, sobre todo, que cuenta con un seguro de responsabilidad civil para hacer frente a cualquier reclamación presente y futura, algo que los Concellos no siempre pueden comprobar en todos y cada uno de los proyectos que se gestionan”, indicó Fernando Blanco.

El delegado del ICOIIG en Santiago indicó que la Ley 9/2013 do Emprendemento agiliza la implantación de actividades pero, al mismo tiempo, puede provocar la implantación de actividades industriales e instalaciones que no cumplan toda la legislación, por relajarse los controles respecto a la situación anterior. Por ello hizo hincapié en la necesidad de que administraciones como el Concello de Santiago puedan dirigirse al ICOIIG para resolver sus dudas en cuanto a las atribuciones profesionales de los autores de los proyectos, evitando así el intrusismo profesional y garantizando la seguridad de la obra.

Publicado
Categorías
Delegaciones
Etiquetas
Compartir