El Colegio de Ingenieros Industriales de Galicia advierte del incumplimiento del Real Decreto de Certificación Energética en inmuebles de Galicia

El Consejo General de Colegios Oficiales de Ingenieros Industriales, en el que se integra el Colegio de Ingenieros Industriales de Galicia, está detectado el incumplimiento del Real Decreto 235/2013 que regula la certificación energética obligatoria para la venta y alquiler de inmuebles y que es obligatorio desde el pasado 1 de junio. El Colegio de Ingenieros Industriales de Galicia advierte de que se están expidiendo certificados sin que el técnico visite presencialmente el inmueble y realice mediciones de eficiencia energética que exige la norma (como el consumo de energía, las emisiones de CO2, la calidad del aire interior, las condiciones de control térmico y lumínico, el gasto de calefacción, estudio de sombras, así como la envolvente térmica).


Para realizar estas mediciones de manera eficaz son necesarias, de manera orientativa, una media de entre 6 y 8 horas para una vivienda de 120 m2. Sin embargo, José Manuel Durán, decano del Colegio de Ingenieros Industriales de Galicia, alerta de que “se está produciendo una devaluación del certificado energético. Se están emitiendo certificaciones con unos precios por servicio que no garantizan la precisión exhaustiva necesaria, ni la medición presencial de quien la realiza. Esta práctica perjudica al propietario ya que podrá obtener una etiqueta energética que no se corresponda con la eficiencia real de su inmueble y podría ser sancionado”.

Sanciones de hasta 6.000 euros

Además, la norma que regula la certificación recoge la obligatoriedad de la exhibición de la etiqueta de certificación en la publicidad, oferta o promoción (anuncios) de los inmuebles en venta o alquiler. Un hecho que se está incumpliendo de forma reiterada desde que el pasado 1 de junio entrase en vigor la normativa. Otras malas prácticas que vulneran el R.D. se dan en los casos en los que de antemano se garantiza al propietario o arrendador una certificación energética determinada.

El incumplimiento de la norma establece sanciones leves y graves para los técnicos que expidan la certificación y los propietarios y arrendadores de inmuebles, que oscilan entre los 300 y 6.000 euros. Se considera sanción leve anunciar la venta o alquiler de un inmueble sin mencionar la certificación energética. Constituye infracción grave alquilar o vender un inmueble sin la certificación, informar de que un inmueble cuenta con la etiqueta energética sin haberla obtenido o falsear la categoría obtenida.

El Colegio de Ingenieros Industriales de Galicia reclama a las administraciones autonómicas competentes que activen mecanismos de inspección y control que garanticen que el certificado energético sea útil, preciso y de calidad. José Manuel Durán asegura que “es imprescindible el control y cumplimiento de este Real Decreto porque de lo contrario el certificado energético se convertirá en una tasa innecesaria e inútil”.

Ingenieros industriales, acreditados para la certificación

Además, entre las sanciones muy graves, penalizadas con hasta 6.000 euros, figura “actuar como técnico certificador sin reunir los requisitos legalmente exigidos para serlo” (Disposición adicional tercera, página 26). Por ello, el Gobierno ha detallado quiénes son los técnicos competentes para realizar certificaciones energéticas. “Es importante que la gente conozca quién puede y quién no puede hacer una certificación energética, pues si certifica alguien que no puede hacerlo les acarreará sanciones. No todos los titulados pueden hacerlo pero, entre los que pueden, el más capacitado es el ingeniero industrial, pues es el que tiene mayor formación en edificación, instalaciones y energía”, explica José Manuel Durán.

La nueva norma reconoce a los ingenieros industriales como profesionales acreditados y cualificados para emitir la certificación energética. Estos profesionales poseen en los campos de la edificación, la construcción y la energía sólidos conocimientos de diseño, materiales e instalaciones resultando competentes en la elaboración de informes de certificación energética. De hecho, el Consejo General de Colegios Oficiales de Ingenieros Industriales ha creado la página web: www.certificacionenergeticaindustriales.es, en la que se encuentra información útil sobre la certificación energética.

El 40% del consumo total de energía en la Unión Europea corresponde a los edificios. El Consejo Europeo destacó la necesidad de aumentar la eficiencia energética en la Unión y marcó el objetivo de reducir un 20% el consumo energético en 2020. El objetivo de la certificación energética que regula la nueva normativa española es fomentar el ahorro y la eficiencia energética informando al arrendatario o comprador sobre el gasto en energía y emisiones de CO2 de un inmueble.

Con una validez de diez años, la certificación también plantea posibilidades de mejora de la eficacia energética del inmueble. La etiqueta energética es un elemento de la certificación que divide en categorías en orden, descendente de la “A” a la “G” el consumo de energía y emisiones de CO2.

Publicado
Categorías
Delegaciones
Etiquetas
Compartir