Reflexiones sobre el Teletrabajo y sus posibilidades en el Sector Industrial

09/03/2021
Reflexiones sobre el Teletrabajo y sus posibilidades en el Sector Industrial

Por razones ya sobradamente conocidas una figura laboral ha cogido alas para precisamente hacer que quienes la adopten hagan todo lo contrario: Quedarse en casa.

El teletrabajo ya existía desde hace años, pero no era común y desde luego no era una opción, por lo general, para quienes residen a poca distancia de su lugar de trabajo.

Muy frecuente en trabajos comerciales, auditorías, y otros que requerían permanentes desplazamientos y así no era rentable para la entidad disponer de oficinas en toda la geografía abarcada siendo esto una decisión empresarial; Ahora quién ha decidido ha sido otro.

Por otro lado, también es importante tener en cuenta que no solo la empresa en general no era proclive a esta forma de relación laboral, si no que el trabajador tampoco.

El ambiente en el hogar en la mayoría de las ocasiones no es el más adecuado para poder ejercer la labor profesional con eficacia y sin estrés. La mayoría de las casas ahora son justas a las necesidades de sus ocupantes ¿Quién dispone de un despacho para poder aislarse en casa y hacer una jornada completa?, y si existe ese recinto, ¿está habilitado?, ¿es ergonómico el puesto de trabajo?, ¿bien iluminado?, etc...; Por no entrar ya en el hecho de las distracciones del hogar.

En la industria se complica más todavía la situación, porque en la mayoría de los casos literalmente no se puede hacer el trabajo desde casa. Ni con ayuda de internet, ni con nuevas tecnologías que sí se aplican en otros campos.

Mientras que ahora se ha establecido un techo de posibilidad de teletrabajo genérico del 60% estando en valores previos a la pandemia del 13% (observen la potencialidad de crecimiento de este valor), para la industria (puestos cualificados, manufactura, artesanal y construcción) sin embargo se ha establecido un techo del 3%, estando ya en valores previos a la pandemia del 2,8%. Ya casi al límite. Sin posibilidad de crecer mucho más.

Habrá que estar al tanto, cuando finalice esta situación y tras estabilizarse el mercado, de cómo quedan estos valores.

Si traemos estos datos para Galicia, en fechas previas a la pandemia se estimaba que la capacidad de teletrabajo era del 20,5%, la de personas que ya trabajaban en remoto de forma habitual del 13,8%, siendo algo menor la de teletrabajo ocasional, un 8,95%.

Es evidente que siempre habremos de plantearnos nuevas soluciones y adaptarnos a las circunstancias sobrevenidas, pero debemos tener cuidado con las modas y no seguirlas sin un intenso análisis. El hecho de que se pueda hacer no tiene que significar que se deba hacer. Y si ya no se puede hacer, no se deben forzar cambios para que sea viable si estos van en contra de la mano de obra, la eficiencia, la rentabilidad, etc.

Habrá más teletrabajo que antes: Si. Habrá tanto como se prevé: No lo creo, y desde luego no en el sector industrial. Veremos…


David Fernández-Pedrós León.
Ingeniero Industrial.
Colegiado 1840 del ICOIIG.
03/03/2021
Datos estadísticos. Fuente: INE, Ranstad.