"Me atrevería a decir que las energías renovables, pese a no ser nada nuevo, están entrando en una era dorada"

27/11/2020

Jorge Guzmán, redactor de El Diario de Ferrol, ha sido reconocido como el Mejor Comunicador en Materia Energética en los Premios Galicia Energía 2020, organizados por la Asociación de Ingenieros Industriales de Galicia, en colaboración con el ICOIIG.

 

Cuenta con una larga trayectoria profesional en la que aborda los temas locales con una perspectiva internacional, ¿cómo está evolucionando las energías renovables en el plano internacional?

Creo que es fundamental aportar esta perspectiva, incluso en el ámbito local, porque a día de hoy vivimos en un mundo global y, pese a lo que el público sigue creyendo, esto no se limita a las comunicaciones interpersonales. Me atrevería a decir que las energías renovables, pese a no ser nada nuevo, están entrando en una era dorada; en parte porque es la única opción viable de cara a conservar el medio ambiente y, por otro lado, porque ante esta tesitura es una oportunidad de negocio única. China, por ejemplo, no es el paradigma del cuidado medioambiental, pero sí de lanzarse de cabeza en cuanto detecta una tecnología en expansión. Se puede ver, por ejemplo, en la facilidad en la que ha permitido el establecimiento de mega-factorías de elementos para aerogeneradores. Taiwán, por su parte, tiene como objetivo convertir la totalidad de su producción energética a fuentes renovables en 2050. Y esto es solo el mercado asiático. En Europa en 2038 desaparecerá prácticamente toda la generación por carbón, y esto porque se ha dado prioridad al cierre de las centrales nucleares.

 

Y en concreto, en las comarcas de Ferrol, Eume y Ortegal ¿qué proyecto energético que se haya desarrollado en los últimos años destacaría?

Las comarcas de Ferrol, Eume y Ortegal, a día de hoy, son como un niño sentado sobre un diamante que todavía piensa que solo se trata de una piedra brillante. Las potencialidades de las infraestructuras con las que cuenta el área en la actualidad, de ser modernizadas y aprovechadas de forma eficiente, pueden convertirse en un impresionante motor económico para toda la zona. El sector naval, pese a lo que puede parecer, está, al menos en el ámbito militar, en crisis en todo occidente. Navantia ha demostrado a día de hoy que puede hacerse cargo de proyectos de eólica marina de gran envergadura. El siguiente paso lógico es convertir la región en un escaparate de cara al mercado internacional, invirtiendo en I+D+i para mejorar la tecnología flotante offshore e instalándola en nuestras propias costas. Siendo a la vez proveedor y usuario permite una mayor fiabilidad de cara a los potenciales clientes y creo que los fondos europeos para la transición justa, que afectan directamente al área de As Pontes, pueden ser una gran oportunidad para ello.

 

El hecho de haber pasado en apenas cuatro años de trabajar de lo que fuese por el mundo adelante a ser reconocido por los profesionales de un sector tan especializado como la ingeniería industrial es algo irreal

 

En cuanto al desarrollo industrial, ¿en qué punto cree que está Galicia?

Me entristece tener que subirme al carro del pesimismo nacional, pero creo que tradicionalmente tanto Galicia como España tienden demasiado al “cortoplacismo”. Lo que nos separa de otras naciones no es la calidad de nuestra tecnología o profesionales, sino el hecho de que, principalmente desde las administraciones, no se invierte a largo plazo. Hay una especie de norma no escrita que dice que si un proyecto no da frutos en cuatro años no se inicia. Esto no se ve en otros sitios y personalmente me entristece mucho. La pandemia ha demostrado que la inversión en el sector industrial es mucho más sólida que poner todas tus esperanzas en los servicios. Los beneficios tardan más en llegar y se requiere de más controles y políticas apropiadas para evitar potenciales deslocalizaciones, sí, pero a su vez se trata de un mercado menos voluble y con capacidad de crear empleo estable y de calidad.

 

Acercar este tipo de temas a un público no especializado puede ser complicado, ¿cuáles cree que son las claves para hacer accesible esta información?

Realmente es igual de complicado que lograr que el público pase de la entradilla de cualquier noticia. Vivimos en tiempos de inmediatez informativa y eso se nota en la capacidad de atención de la gente. Al final se trata de hacer cercana la información, de establecer una relación entre la misma y el lector. Las relaciones entre naciones de la Commonwealth, por ejemplo, no interesa en absoluto a la mayoría de la gente de Ferrol. Sin embargo, si explicas que Navantia perdió un contrato millonario en Canadá frente a la británica BAE Systems porque el Gobierno canadiense quería mostrar su apoyo a Reino Unido tras la incertidumbre del Brexit, ahí ya tocas “casa” y, con suerte, enganchas al lector.

 

¿Qué supone para usted haber ganado este premio?

Desde luego todo un honor. El hecho de haber pasado en apenas cuatro años de trabajar de lo que fuese por el mundo adelante a ser reconocido por los profesionales de un sector tan especializado como la ingeniería industrial es algo irreal. Pero sobre todo supone, para mí, una forma de reconocer el trabajo, los consejos y las enseñanzas que me han aportado todos los compañeros de profesión, algunos de los cuales ganadores de este mismo galardón. Si no fuera por su experiencia, por todo lo que me han aportado estos profesionales a los que admiro, nunca habría llegado hasta aquí.

 

Foto: Shana Sun Fotografía