Los Ingenieros Industriales presentan alegaciones a la Ley de Servicios Profesionales para evitar que ponga en riesgo la seguridad de bienes y personas

El Consejo General de Colegios Oficiales de Ingenieros Industriales (CGCOII), que representa a 50.000 profesionales en España, ha presentado alegaciones al Anteproyecto de Ley de Servicios y Colegios Profesionales ante el Ministerio de Economía y Competitividad. Además, el presidente del CGCOII, Jesús Rodríguez Cortezo, ha remitido una carta al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la que le traslada estas alegaciones y le expone propuestas alternativas.

Los Ingenieros Industriales consideran que el anteproyecto de Ley pone en riesgo la seguridad de bienes y personas al eliminar la colegiación obligatoria para el ejercicio de determinadas profesiones técnicas. Jesús Rodríguez Cortezo afirma que “el ejercicio de las profesiones reguladas ha de estar vigilado por organizaciones capacitadas que en España son los colegios profesionales. Esta vigilancia sólo será posible si la pertenencia a los colegios es obligatoria”.

Riesgos para personas y bienes

A mayores, el decano del Colegio de Ingenieros Industriales de Galicia, José Manuel Durán, indica que “la eliminación de la colegiación obligatoria tiene un impacto económico prácticamente nulo, pero mermará la seguridad de las instalaciones que se lleven a cabo en nuestro país ya que no habrá garantías para el ciudadano más allá de la palabra del empresario, ya que desaparecen las medidas de control que existían tanto desde la Administración como desde los Colegios”.

El CGCOII alerta de que existen actividades industriales que implican riesgos para bienes y personas que han quedado excluidas de los mecanismos de control que suponen tanto el visado como la colegiación profesional. Por eso, los Ingenieros Industriales exigen la extensión de la obligatoriedad del visado a todos los proyectos de ingeniería y arquitectura que lo justifiquen por razones de seguridad.

En el Anteproyecto de Ley de Servicios y Colegios Profesionales sólo se exige la colegiación profesional en las ingenierías para el ejercicio de proyectos que requieran visado obligatorio. El visado era el mecanismo que garantizaba la capacitación profesional en proyectos que implican riesgos para la seguridad, sin embargo con la entrada en vigor del Real Decreto 1000/2010 sólo un pequeño número de actuaciones conservó la obligatoriedad de estos visados. De hecho, la aparición de la figura de la “declaración responsable” deja la seguridad en manos de una única persona, que nadie garantiza que tenga la calificación requerida.

Casos como los sucedidos con el certificado energético obligatorio, que se están expidiendo sin que el técnico visite presencialmente el inmueble y realice las mediciones de eficiencia energética exigidas por la Ley, o los de hacerse pasar por técnico cualificado, como el sucedido en enero de este mismo año en Lalín, demuestran la vulnerabilidad del sistema. “Si el visado y la colegiación dejan de ser obligatorios para trabajos de Ingeniería Industrial, este tipo de engaños aumentarán y se pondrá en riesgo la seguridad de los ciudadanos”, advierte José Manuel Durán.

El Anteproyecto de Ley de Servicios y Colegios Profesionales encomienda la definición de las profesiones reguladas a una Comisión gubernamental, que hará sus propuestas en un plazo de tres meses tras la entrada en vigor de la ley. El Consejo General de Colegios Oficiales de Ingenieros Industriales reclama que la relación de profesiones reguladas y sus atribuciones se incorpore antes de su aprobación al texto de la Ley de Servicios y Colegios Profesionales. El CGCOII considera que las organizaciones afectadas como los colegios y asociaciones profesionales deben formar parte de esta comisión que decidirá qué profesiones han de ser reguladas.

Equiparación internacional

Entre las alegaciones realizadas al Anteproyecto de Ley de Servicios Profesionales se encuentra también la reclamación de exigir a los ingenieros procedentes de otros países, que deseen ejercer la profesión en España, los mismos requisitos que a los nacionales. En este sentido Jesús Rodríguez Cortezo, presidente del CGCOII, advierte de que “si no se exige esta reciprocidad de requisitos a los ingenieros extranjeros se producirá una discriminación negativa a los ingenieros españoles, que tendrán que cumplir más requisitos que aquellos procedentes de otros países europeos”.

Desde el Consejo General de Ingenieros Industriales se reclama la urgente equiparación de los títulos españoles de ingeniería anteriores a la reforma, habilitantes para el ejercicio de la profesión regulada de Ingeniero, al nivel EQF-7 del Marco Europeo de Cualificaciones (que se corresponde con el nivel Máster).

Publicado
Categorías
Delegaciones
Etiquetas
Compartir