La Delegación de A Coruña organiza una jornada informativa sobre certificación energética de edificios existentes

La Delegación en A Coruña del Colegio de Ingenieros Industriales de Galicia organiza este jueves 2 de mayo una jornada informativa sobre “Certificación energética de edificios existentes”, que tendrá lugar de 19:00 a 20:30 horas en el auditorio de la Fundación Novacaixagalicia (Cantón Grande, 21-24. A Coruña). La entrada será libre y gratuita hasta completar aforo, sin necesidad de inscripción.

El delegado en A Coruña del Colegio de Ingenieros Industriales de Galicia, César Themudo, explica que “el objetivo de esta jornada es informar al público en general sobre la obligatoriedad y las características del Certificado de Eficiencia Energética en Edificios Existentes, aprobado por el Real Decreto 235/2013 y que será obligatorio a partir del día 1 de junio”. En este sentido, César Themudo señala que “pretendemos responder a todas las dudas que nos formulen los asistentes, pues no tener el certificado supondrá una doble infracción, en materia de consumidores y usuarios y en materia de certificación energética, por la que podrían ser sancionados. Unas sanciones que pueden llegar hasta los 600.000 euros, en función de su gravedad”.

Organizada por el Colegio de Ingenieros Industriales de Galicia, en colaboración con la Fundación Novacaixagalicia, la jornada será moderada por el propio César Themudo Goday y contará con la participación de dos expertos: Antonio Manuel Lourés Carballal, ingeniero industrial responsable Técnico de Daixma Domótica; y Rubén Darío Suárez-Torga y Martínez, ingeniero industrial y formador del Software CE3x para certificación energética.

Certificación energética

La Certificación Energética es obligatoria, ya que el RD 235/2013 de 5 abril exige dicho certificado al propietario de un edificio, vivienda o local que vaya a ser vendido o arrendado. También es exigible a los edificios de nueva construcción, aunque estos casos no serán analizados en la charla de este jueves. Además, el Real Decreto no distingue entre viviendas y locales comerciales, por lo que los comercios también están obligados a contar con un certificado energético a partir del próximo 1 de junio.

El Colegio de Ingenieros Industriales de Galicia explica que este certificado permitirá determinar la calidad de la vivienda desde un punto de vista de ahorro energético, clasificando los edificios desde la A (Favorable) a G (Desfavorable). “Un buen certificado permitirá detectar donde se producen los gastos innecesarios en instalaciones debidos a malas condiciones de la vivienda o instalaciones, permitiendo al propietario aumentar la calidad de la vivienda que desea vender o alquilar. Los inquilinos o nuevos propietarios podrían beneficiarse de ahorros de hasta el 31%”, explica César Themudo.  

Coste del certificado 

Durante la jornada informativa se explicará que la normativa establece que los Ingenieros Industriales pueden realizar los certificados energéticos, ya que son profesionales que proyectan y dirigen instalaciones eléctricas, de calefacción y refrigeración. Además de los ingenieros industriales, están capacitados los arquitectos, arquitectos técnicos, ingenieros técnicos industriales y otros técnicos de formación profesional (estos últimos en calidad de técnicos ayudantes).

Cada empresa o profesional puede ofrecer libremente tarifas para certificar viviendas, por lo que el precio dependerá de lo que le ofrezca el profesional que realiza el estudio. El Colegio de Ingenieros Industriales de Galicia estima que, si se quiere obtener una buena estimación del gasto anual en energía así como el estudio de la inversión que sería necesaria para conseguir ahorro energético (y por tanto económico), el coste del certificar una vivienda estará en torno a los 250 euros. No obstante el importe variará en función de otros factores como la complejidad de las instalaciones, los metros cuadrados o la documentación que se aporte sobre la propiedad.

“En todos los casos, el certificado tiene una validez de 10 años, por lo que su repercusión anual es muy baja. Los potenciales ahorros a obtener superan con creces el coste del certificado”, concluye César Themudo. No tener el certificado implica una infracción en materia de consumidores y usuarios, así como una infracción en materia de certificación de eficiencia energética. Las sanciones pueden ser de hasta 600.000 euros, en función su gravedad.

Publicado
Categorías
Delegaciones
Etiquetas
Compartir